Somos una comunidad autogestionaria dedicada a la promoción del bienestar BioPsicoSocial de las familias del MPL, y operamos como asamblea configurada tanto por militantes dedicados al trabajo en salud mental y terapias complementarias, así como por las y los usuarios que participan con nosotros en la conformación de una comunidad autoterapeutica. Y contamos con un anillo externo de colaboradores en temas de salud y psicoterapias. Nuestro territorio es Peñalolen, trabajamos con las familias de las 8 asambleas de la comuna. Y esperamos irnos ampliando en lo futuro a los otros territorios donde hay asambleas del MPL.

 

La Escuela nace a mediados del 2014, aunando una serie de iniciativas ya existentes en el MPL desde el 2013 que eran relativamente dispersas y que estaban enfocadas en la atención psicoterapeutica, la medicina indigena ancestral, la comunicación y educación popular. Es a partir del 2014 que nos asentamos en las dependencias de Casa Poblar para empezar a funcionar con un proyecto integrado y multidimencional.

 

En la Escuela Martín-Baró, concebimos la psicoterapia como un proceso educativo y no uno de carácter médico. Sin embargo desde una perspectiva política la psicoterapia es siempre un asunto de salud pública, y en esa arena damos nuestras luchas contra la patologización y medicalización del habitar humano, así como contra la permanente guerra psicológica que las instituciones del sistema patriarcal-capitalista tienden contra los pueblos para conservar su hegemonía. A su vez, el horizonte de nuestro proyecto educativo es realizar y conservar la siembra y dispersión de una cultura de bienestar y autonomía, ya que el fundamento para cambiar la política pública y el malestar psíquico, es siempre, cambiar el modo de vida, en este caso el propio del habitar patriarcal-capitalista. Concebimos la lucha revolucionaria como un proceso de largo aliento que requiere tanto la liberación material de los pueblos como su liberación psicosocial, que no empieza ni acaba con la toma del estado. Y entendemos que la mayor medicina, para recuperar o ampliar plenamente el bienestar de la Dignidad, es el involucramiento de las personas y comunidades con los procesos de generación y dispersión de poder popular.

 

La escuela se divide en cinco unidades operativas: 1) El Programa de Atención Psicoterapéutica; se orienta a la generación de ámbitos de atención psicológica personal y grupal, que se fundan en una praxis de autoreflexión; en el descubrimiento del fundamento social y político del propio malestar; el manejo de habilidades inconscientes; y en tareas de involu cramiento con el proyecto y las asambleas del MPL. 2) El Programa de Terapias Naturales: En apoyo a diversos problemas fisiológicos de salud, estamos implementando una serie de técnicas y saberes de orden complementario a la medicina alópata, abriendo espacio al rescate de diversas prácticas ancestrales y populares. 3) El Programa de Formación Psicosocial se orientará al trabajo, tanto de formación de Educadores Psicosociales, como de formación puntual en temas de interés comunitario (autocuidado, bienestar familiar, etc.), esto a través de talleres, charlas, foros y eventos. 4) El Temazcal Autogestionario: se trata de la praxis del baño de vapor medicinal indígena que ha sido rediseñada como herramienta de salud y educación popular, y que trabaja desde el cuerpo, el juego, la reflexión política, la experiencia espiritual y estética. Y se orienta a la integración de la sabiduría de los pueblos originarios y la educación popular para ir configurando el embrión de la cultura de bienestar y autonomía. 5) El Comando de Comunicación Contrapsicológica: Se orienta a la deconstrucción pública de las mentalidades y el sentido común que el patriarcal-capitalismo ha instalado. Lo hacemos combinando investigación científica, agitación política, cultura, recreación, comunicación y educación popular.